Aprender a Descansar

Una leyenda para imaginar

Cuenta una leyenda árabe que el dios de la Tormenta tenía una enemistad con el dios de los Sueños, originada porque el padre de los Sueños había ayudado a unos marineros que estaban siendo atacados por una feroz Tormenta. En un intento de escapar de su enfado, el dios del Sueño se dirigió con sus hijos para esconderse hacia una tierra encantada, pero un fuerte Temporal los desvió hacia una isla desierta para esperar la muerte.

En la sombría isla, los hijos de los Sueños solo les estaba permitido salir a disfrutar cuando la Luna brillaba por las noches, aprovechando las horas de ausencia de Tormenta.

Cuenta la leyenda que en esos momentos, en que los Sueños corrían libres por todo el mundo, buscaban gente dormida para hacer volar su imaginación. Esta es, según la leyenda árabe, la razón por la que existen toda clase de sueños, a los que muchas veces por placer, nos aferramos intentando no despertarnos nunca.  

Les comparto, a modo de ejemplo, esta leyenda para ilustrar cómo uno de los efectos del aislamiento social puede llegar a modificar nuestra capacidad de descanso y trastocar la cotidianidad, viviendo como si estuviéramos en medio de una “Tormenta feroz”. Olvidando la posibilidad de disfrutar del sueño, el placer del descanso y la imaginación.

Una tormenta, debido a la ansiedad que se genera cuando desarrollamos un estado de alerta continuo. Intentando prevenir aquellas situaciones que pueden provocar miedo por la sensación de inseguridad. El miedo nos ubica como en una isla desierta, haciéndonos creer que no podremos salir y tampoco proyectar un futuro mejor.

El Descanso como Estilo de Vida Saludable

Resulta de mucho interés reflexionar acera de la relación que existe entre el descanso y la ansiedad . Poder reconocer que las situaciones de ansiedad producen un continuo agotamiento psíquico y físico que, con el tiempo, pueden afectar la capacidad de pensar y de razonar; además de producir  paulatinamente una disminución en nuestra reserva física con una sensación de cansancio permanente.

Por otro lado, se origina una disminución en la capacidad de resolver problemas de forma independiente, aumentando la angustia, ya que se siente que no se podrán lograr los objetivos deseados por si solo, lo que redunda en una baja autoestima y una imposibilidad de sostener proyectos personales.

Todo esto puede crear un círculo vicioso que podemos resolver con descanso, con un cambio en la forma de sentir, imaginar o pensar qué hacer con nuestro tiempo. Para lograr retomar la preservación de nuestra reserva vital y el sentido de realización personal.

El Sentido del Descanso

Cuando hablamos de descansar, no estamos hablando de dormir o no hacer nada. A descansar se comienza por entender que necesitamos de decisión para suspender las actividades que nos producen agotamiento psíquico; para avanzar en un proceso de “desintoxicación mental” y conectar con un estilo de vida saludable.

Se necesita una creencia más ajustada a la realidad, definiendo el descanso como “la capacidad de dejar el control a otro”. Un familiar, un compañero una persona de confianza que sabemos que puede hacer lo que corresponde, por un tiempo, hasta que logramos retomar el equilibrio necesario.

“Es una suspensión de aquellas actividades mentales que conllevan presión por los resultados”. No se trata de un descanso del cuerpo, “el cuerpo responde por sí solo frente a la enfermedad y la búsqueda de un equilibrio saludable”. Se trata de autonomía para decir qué es bueno para nuestra salud psicosocial.

Por otro lado, abrirnos a nuevas posibilidades, más humanas y placenteras para abrazar y disfrutar.  

Pautas Importantes

1. El descanso, como la imaginación, forman parte de la vida

Es un tiempo para descomprimirse de presiones, tensiones y responsabilidades. Es un tiempo para soltar el control, liberarse del lastre y dejar que fluya el tiempo. Sin el tiempo de descanso, la imaginación, la creatividad y las ilusiones que nos impulsan serían casi imposibles.

Al respecto, Juana decía en una entrevista…”me preocupaba disponer de mi tiempo y que no pudieran disponerlo otros”…”Tuve que aprender a utilizar momentos de sosiego: practiqué separando días para caminar, me dediqué a armar una huerta, pero fundamentalmente para lograr un cambio tuve que imaginarme primero saliendo al jardín a tomar el aire fresco antes de hacer algo, imaginarme cómo sería salir y disfrutar contemplado el día sin tener ninguna responsabilidad con la cual cumplir”…

El descanso nos permite esto, construir con la imaginación aquellos espacios que después vamos a habitar con el cuerpo para disfrutar. Quién no descansa, no solo pierde la capacidad de resistencia y reserva vital, pierde lo más preciado…imaginar como proyectar un futuro de disfrute, libre de ataduras y lastres que solo generan esclavitud.   

2.- Diferenciar Distracción de Descanso

Las vacaciones, o “tomarse un tiempo” no garantizan el descanso, quizás si pueden garantizar distracción y un respiro. Distraerse no quita el cansancio, es solo dejar de estar concentrados en un asunto.

Así como la distracción suele tener una lista de actividades, el descanso tiene que estar programado con una lista de actividades, integradas a un estilo de vida saludable. Entendiendo que la salud no es un estado de bienestar físico, mental y social solamente…”La salud es la capacidad individual y social de modificar las condiciones que limitan la vida”

Incorporar el descanso como parte de un estilo de vida saludable es tener la capacidad para modificar las condiciones que permitan disfrutar de algún día de la semana en particular, o dejar franjas horarias libres a la imaginación, o el tiempo que nos resulten más convenientes de acuerdo a la circunstancia personal para conectar con el sentido de realización.

Conclusiones para Tener en Cuenta

  • El descanso se logra cuando se deja el control para que otro lo tome de forma temporaria.
  • A mayor descanso, menor nivel de ansiedad.
  • El descanso permite una frescura mental que mejora nuestro rendimiento psíquico.
  • Lo ideal es programar un día en la semana para descansar. Incorporado como parte de un estilo de vida saludable. 
  • Podríamos diferenciar entre descanso y distracción. Ir de vacaciones no es sinónimo de descanso, necesariamente. En todo caso puede ser recreación y distracción.
  • Asumir conscientemente que el descanso es parte de un estilo de vida saludable.
  • Para potenciar nuestras capacidades personales y ser consciente del sentido de realización personal.  

Bibliografía

Palermo, Sebastían. “Vivir sin ansiedad” Un Programa de 33 días para mejorar la calidad de Vida”. 2014. Ediciones B.

Imágenes

www.freepik.com.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »
Ir al contenido