Empoderamiento

Nos resulta de especial interés el tema del “empoderamiento” de los adultos mayores ya que puede ser una respuesta positiva frente al problema de la representación social negativa sobre la vejez que se observa cotidianamente. 

Existen muchas situaciones por las cuales son discriminados y aminorados, pero estas situaciones son naturalizadas a partir de mitos populares, que brindan una imagen dependiente y negativa de la vejez. Por ejemplo se dice: “las personas mayores no son capaces de aprender”. 

Para ARIAS y IACUB, (2010) el término “empoderamiento” describe el proceso de cambio político de diversos grupos sociales con reclamos de mayor espacio de discusión y reconocimiento social: mujeres, personas con discapacidad y adultos mayores.

El empoderamiento sirve para poder lograr cambios, incrementar la autonomía y mejorar el autoconcepto.

Ya que posibilita un mayor ejercicio de roles, funciones y derechos que pudieran haberse perdido o que quizás nunca fueron posibles de alcanzar.

El concepto de empoderamiento está basado en la convicción de que debería haber una fuerza alternativa, que confronte y cambie los mitos populares de dependencia de las personas mayores. (THURSZ, 1995)

Clave para quienes quieren una sociedad que pretende ser más inclusiva.

Identidad y uso del Poder

Se vincula el tema del empoderamiento al de la identidad. Esto es porque la identidad se estructura en base a discursos, que promueven criterios de edad, género, roles y posiciones. De los cuales, algunos funcionan como ordenadores sociales. 

Donde el poder es como una gran malla que estructura cada una de las relaciones humanas. Ubicando rangos y  jerarquías, atribuyendo significados a los hechos y a los sujetos, incidiendo en los individuos y en sus identidades socialmente construidas. (FOUCAULT, 1993)

Cuando se dice “discurso” significa que las identidades de las personas y los grupos se pueden conformar por lo que se dice sobre ellos.

Sobre la posición que se les asigna, las condiciones que poseen, el poder que ejercen, y los significados que se le atribuye.

Incluso, estos discursos, muchas veces pueden resultar invisibles y sostenidos en el sentido común; es decir, inexpresados… (GRAMSCI, 1972).

En la cotidianidad el poder está presente en el sentido  común cuando decimos: “deja yo lo hago, estás viejo para eso”…”no te metas, ya no sabes lo que dices, deja yo decido”…”usted que pretende a su edad, no está para eso”…o simplemente no se dice, no se permite opinar y no se deja hacer nada.

Significados y Dimensiones 

La palabra empoderamiento es una traducción del inglés “empowerment”. Del verbo “to empower” que significa: autorizar, habilitar, facultar (SMITH, DAVIES Y HALL, 1998). 

Empowerment” aparece como un término nuevo, formado por una combinación de palabras, y es utilizado para ciertos grupos sociales que buscan asumir poder y control sobre sus decisiones. 

El término se lo puede significar como potenciación, apoderamiento o atribución de poder. 

COWER, (1995) señala que el empoderamiento se alcanza cuando se logra elegir por sí mismo, tener control sobre su vida.  SYKES, (1995) destaca el sentido positivo del término, sentido de autonomía, sensación de control y satisfacción que alberga al sentirse con poder. 

Mejora la “capacidad para la apropiación y uso del poder” y permite una “modificación de la representación sobre sí mismo y sobre el autoconcepto”. Concluyendo en una mejora en la calidad de vida y bienestar general.

Es un nuevo modelo de confrontación social basado en el potenciamiento de aquellos que carecen de poder, promueve la revisión y transformación de los códigos culturales y de las prácticas sociales, propias de sociedades multiculturales. 

Por lo tanto, el empoderamiento, implica un proceso de reconstrucción de las identidades, supone la atribución de un poder, de una sensación de mayor capacidad y competencia para lograr sus cambios: 

 En tres dimensiones

  1. En lo personal: supone el desarrollo de la confianza y la capacidad individual, deshacer los efectos de la opresión interiorizada. Desarmar las dinámicas de poder que operan es el contexto vital y promover habilidades y capacidades para lograr un mayor control sobre sí mismo. (MEWHIRTER, 1991)
  1. En las relaciones próximas: se refiere al desarrollo de la capacidad para negociar e influir en la naturaleza de la relación y de las decisiones que se toman dentro de ella.
  1. En lo colectivo: implica el trabajo conjunto con otros interesados comunes para lograr un impacto más amplio al que se podría haber alcanzado individualmente. (ROWLANDS, 1997)

Fuente: ARIAS, Claudia; IACUB, Ricardo (2010); “El empoderamiento en la vejez”. Journal of Behavior, Health & Social Issues, vol. 2 num. 2 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s