Claves para ayudar la Memoria

Hace apenas unos días nos escribió Eglay para hacernos llegar un texto para compartir en Aula Mayor, seguramente motivada por las bellas palabras que contiene y el significado asignado por una docente comprometida con la vida.

Al leerlo descubrimos que la relevancia del mismo no se acaba en las bellas palabras utilizadas, ya que también expresan una profunda preocupación  por el tema de la Memoria, como función cognitiva. Pero también la necesidad de aprender a crear fortalezas para seguir disfrutando de la vida.

Memoria

Prometimos compartirlo, pero también abordar el tema, desde una perspectiva socioeducativa, que permita invitar a pensar sobre el mismo y brindar algunas habilidades preventivas que se puedan poner en práctica frente a los miedos, los declives y las pérdidas de Memoria.

El texto dice así:

“Si alguna vez olvido quien soy…

Ven y llévame al mar para que me funda en su azul…

Dile a la luna llena que necesito verla…

Y a las estrellas que vigilen, que no me apague…

Recuérdame cada intento…

Para que recuerde que fui capaz…

Enséñame montañas, sonrisas y nubes…

Y dime que me esperan… Tararéame bajito una canción y balancea mi cintura para que la música regrese a mis pulmones…

Susúrrame un “te quiero” para que mi corazón recuerde lo que es latir…

Dime que los sueños son más reales que la realidad y que me esperas allí para demostrármelo…

Tráeme lluvias y tormentas para poder resguardarme en casa…

Inventa fantasmas y fantasías que hagan temblar mi piel…

Abre puertas que resuciten mi alma y me devuelvan la fe…

Átame a tu abrazo y no me dejes escapar…

Mírame a los ojos para que los tuyos griten mi nombre y me reconozca de nuevo…

Y hazme saber que el amanecer no amanece sin mi despertar…

Si alguna vez olvido quien soy…Por favor…No lo olvides tú”…

Amigas y mar

El mensaje de la Memoria

Interpretamos que el relato nos quiere enseñar que es posible seguir conectado al disfrute de la vida a través de los sentidos y las emociones, aunque falte la Memoria, con una actitud asumida como una oportunidad más de la vida.

La Memoria y la falta de ésta es un desafío constante, en una relación de interdependencia con otros. Una relación de “corresponsabilidad”, responsabilidad compartida.

Nos manifiesta la importancia de una buena disposición frente al problema, lo que algunos llaman capacidad de afrontamiento; pero quizás el verdadero valor es que reconoce la necesidad de que haya “otro” que sea parte de nuestra vida, “otro” que puede ser parte de una relación virtuosa por la que nos nutramos mutuamente de afecto y compañía.

A menudo, el problema de la falta de memoria o los declives propios de la condición humana son abordados como un problema a resolver desde una dimensión psicológica y neurobiológica, pero deberíamos pensarlo y abordarlo también desde lo social y afectivo.

Hombre mayor. mirada

Hoy no podemos desconocer la necesaria interdependencia de un hijo frente a un padre que requiere de cuidados progresivos, de un docente de personas mayores que enseña a entrenar la memoria, o un cuidador que se enfrenta a la situación de tener que construir cada día una nueva subjetividad con una persona con demencia; para comprender lo que alivia su ansiedad, el miedo  y la conecta con el disfrute de la vida.

Por eso la Memoria, antes de ser Memoria, es también un hecho social que se construye con otros.  Son experiencias de interdependencia con otras personas, que portan emociones, ideas, sentimientos, recuerdos en una relación social y son almacenados en diferentes momentos en la Memoria.

En el relato ese “otro” es el depositario del compromiso de ser una proyección de la Memoria de quién lo solicita. El “otro” se transforma en una Memoria Social, con responsabilidad y un compromiso ético, del que también en algún momento tendremos que hablar.

La Memoria como funcion cognitiva

La Memoria se puede definir como la capacidad del cerebro de retener información y recuperarla voluntariamente.

En este sentido la Memoria es una función cognitiva que nos permite recordar hechos, ideas, sensaciones, relaciones entre conceptos, estímulos.

Pero también, son hechos sociales compartimos, que pueden recuperarse a partir de una relación virtuosa con personas portadoras de recuerdos colectivos, como una Memoria Social que… si la función cognitiva manifestare limitaciones está vendria a conectarnos de nuevo con la vida.  

Tipos de Memoria

La  Memoria es una función cognitiva extremadamente compleja con diferentes teorías y divisiones. Por lo que se puede entender a apartir de diferentes criterios:

  • En función del tiempo que permanece la información en el sistema. Memoria a corto plazo, de trabajo y a largo plazo.
  • La Memoria Sensorial nos permite retener información, obtenida mediante los sentidos. 
  • La Memoria de Trabajo u operativa es el conjunto de procesos que nos permiten el almacenamiento y manipulación temporal de la información para la realización de tareas cognitivas complejas.   
  • En función del tipo de información.  Memoria Verbal y no Verbal.
  • En función del órgano sensorial empleado. Memoria Olfativa (olfato); Memoria Gustativa (gusto); Memoria Auditiva (audición); Memoria Háptica (tacto).

Fases de la Memoria. Proceso de aprender y recordar

Las fases por las que tiene que pasar nuestro cerebro para crear un nuevo recuerdo son:

Codificación. En esta fase utilizaremos la percepción y la atención para incorporar la información a recordar. Ej. El nombre de una persona.

Almacenamiento. Para que la información sea duradera necesitamos asociar información. Ej. Al nombre aprendido al rostro de una persona.

Recuperación. Cuando necesitamos una información pasada, lo que hacemos es acceder al recuerdo almacenado y recuperarlo. Ej. Recordaremos el nombre cuando volvamos a ver la persona 

estimulado con ipad

Claves a tener en cuenta para ayudar a la Memoria

1.- Tener en cuenta que recordamos con mayor facilidad aquello que nos da placer o nos es de utilidad. Habilidad: Incorporar un registro de aquellos  datos que no nos resultan tan agradables o placenteros.

2.- La Motivación es esencial para la memorización. Habilidad: Alcanzar una meta, nos volverá automáticamente más atentos.

3.- Tener en cuenta que para desarrollar la memoria es necesario ejercitarla. Habilidad: ser perseverante con las actividades cotidianas, como un entrenamiento.

4.- Practicar juegos para el cerebro. Habilidad: entrena el cerebro con juegos de estrategias para obtener una mayor plasticidad cerebral.

Te sugerimos algunos juegos de estimulación con páginas y aplicaciones:

1) Web Lumosity

2) Aplicación Lumosity

Lumosity

2) Web BrainHQ

2) Aplicación BrainHQ

BrainHQ

1) Web CogniFit

2) Aplicación CogniFit

Cocnifit

5.- Aprende algo nuevo. Habilidad: Hay investigaciones que demuestran que determinadas actividades que contribuyen a tener una buena plasticidad cerebral: Tejido, fotografía digital, un nuevo idiomaajedrez, un instrumento musical, artesanías, baile y actividad física programada.

6.- Probar dispositivos Mnemotécnicoss. Habilidad: maneja trucos y métodos para asociar de alguna forma la información que queremos recordar con una imagen, una palabra o con una frase.

7.- Dejar de practicar la Multitareas. Habilidad: Focalizar, esto significa dejar de hacer muchas cosas al mismo tiempo. Las investigaciones demuestran que se necesita ocho segundos para almacenar una pieza de información en la memoria. 

8.- Practicar sostener la atención que nos ayuda a enfocarnos mejor. Habilidad: Manejar la dispersión. Si existen pensamientos distrativos que invaden la cabeza, hay que recordar que estos son sólo proyecciones, no son reales y dejarlos pasar es lo mejor que se puede hacer.

9.- Para tener memoria se necesita, previamente un sistema intencional.  Habilidad: manifestar la intención mental, sostener la mirada, orientar la escucha, y prestar atención.  

10- Recordar que todas las personas también  olvidamos. Habilidad:  evitar y contrarrestar los prejuicios que asocian olvidos con edad.

11.- Trata de mantener un equilibrio afectivo. Habilidad: dar y recibir afecto. Éste desempeña un papel fundamental en el aprendizaje y en los procesos de memoria.

12.- Estimula tus sentidos. Habilidad: desarrolla la observacion y contemplación. Es través de ellos que ingresa la información que pretendemos recordar.

13.- Dormir bien. Habilidad: Organización del descanso. El sueño es importante para ayudar a consolidar los recuerdos. El sueño y la pérdida de sueño modifican la expresión de varios genes y procesos neurológicos que podrían ser de importancia para la plasticidad cerebral.

14.- Comer bien. Una dieta saludable en frutas, verduras cereales y legumbres. Con proteínas bajas en grasas, con pescado, carnes magras, aves sin piel y evitar el consumo de alcohol.

15.- Ejercita la lectura y trata de comprender lo que lees. Leer estimula la imaginación y los sentidos, pero también contribuye a interpretar mejor la realidad que se vive.

15.- Amplía tu vocabulario. Mientras leas, usa un diccionario. Desafíate y emprende nuevas lecturas en voz alta, graba audios y escuchate.

16.- Mantén un buen estado físico y de salud. Haz caminatas o actividades físicas.

17.- Realiza actividades que te permitan socializar con otras personas.  Habilidad: Establece  nuevas relaciones y participa de actividades grupales.

18-Manipula la información nueva, esto ayuda a que se fije y se consolide en la memoria.  La memorización depende de un tratamiento de la información en el momento de la adquisición.

Y FUNDAMENTALMENTE DISFRUTA DE APRENDER !!!

Lic. Guillermo Rodríguez

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s